Notas de Multimagen - Tecnicas - Revelado Forzado :  : El revelado forzado por Becquer Casaballe - Multimagen: Fotografia clasica, fotografia digital y fotografia experimental. Suscribase a nuestro Boletin
 
» Suscribite:

el sitio de la fotografía
Multimagen El Sitio de la Fotografia en español. Arte y fotografia en la Red
Notas  »  ...
» Noticias | » Reportajes | » Publicaciones | » Biografias | » Tecnicas

Revelado Forzado

10/03/2003 • Proceso de Revelado Forzado

Puntua el articulo: 1 2 3 4 5
49268 visitas  

El revelado forzado por
Becquer Casaballe

PROCESO DE REVELADO FORZADO 
Becquer Casaballe de Revista Foto Mundo

El revelado forzado se basa en ajustar el Índice de Exposición en un valor ISO mayor que el indicado por el fabricante de la película y, posteriormente, extender el tiempo de revelado de tal manera de compensar aquella subexposición: es subexponer y sobrerrevelar. La consecuencia es incremento del contraste y de la granulosidad, con pérdida de definición.

El "forzado" es una técnica utilizada con la finalidad de obtener valores de exposición más elevados (tiempo más breve, diafragma más cerrado o una combinación de ambos) cuando la intensidad de la luz es insuficiente para la sensibilidad de la película.
Como la consecuencia es además un incremento del contraste, también se lo puede utilizar ante sujetos de muy reducido contraste, de tal manera de obtener una gama de tonos acorde al papel de positivado.


Tren de Barcelona a Vitoria-Gasteiz, España, 2000

Las Películas

No todas las películas, ni todos los reveladores proporcionan resultados satisfactorios con esta técnica. En general, se trata de obtener el máximo de calidad de imagen con la mínima exposición. Por calidad se entiende un equilibrio entre contraste, definición y granulosidad.
Los fabricantes de películas realizan ensayos en base a normas (ANSI o DIN, que proporciona el valor ISO), que le permiten determinar la sensibilidad nominal de la película, es decir, el índice de exposición en el que el material ofrece la mayor calidad. Gracias a la latitud de exposición, la película puede mantener constante o padecer cambios imperceptibles en su calidad con diferentes exposiciones y ajustes en el revelado. De ahí que tanto el valor ISO como los tiempos de revelado proporcionados por los fabricantes constituyen puntos de partida que pueden ser ajustados por el usuario, conforme a sus parámetros de calidad.
Sin embargo, a medida que se incrementa el tiempo de revelado aumenta el contraste y el grano se hace más evidente, disminuyendo la nitidez. Si el tiempo de revelado se aumenta aun más, comienzan a revelarse los granos de plata que no han sido expuestos y surge el velo. Cuando la densidad del velo supera el valor de 0,6 se produce una degradación de los detalles en las bajas luces. Incluso con papel contrastado las fotos pueden resultar inaceptables.
El límite del forzado, en general, está en el orden de dos o tres veces la sensibilidad nominal de la película. Cuanto mayor es la sensibilidad, mayor es también su tolerancia al forzado. Eso significa que un material de ISO 100/21° puede llevarselo a ISO 400/27° (forzado +2), mientras que un material de ISO 400/27° puede ser forzado hasta 3200/36° (forzado +3).
Existen algunas películas, tanto en blanco y negro como en color, diseñadas para soportar una gran variedad de valores de exposición. Ellas son la Ilford Delta 3200 y la Kodak T-Max P3200, en blanco y negro; la serie de negativo color Kodak Supra 400 y 800 así como la mayoría de las películas diapositivas (proceso E-6) de ISO 200/24° o superior, que admiten el forzado hasta en +2. Existen otras películas especiales, como la Ilford XP2, la Kodak TMax CN y Konica Monochrome en blanco y negro para proceso C41, que también pueden exponerse en un amplio rango de valores ISO.

Los reveladores

En color, los procesos están normalizados en el E-6 para diapositivas y Flexicolor C41 para negativos, siendo los tiempos del revelador (del primero en el E6) lo que se incrementa para el forzado.
En cambio, en blanco y negro, existe una gran variedad de tipos de reveladores, algunos de los cuales son los más indicados para forzados y otros que directamente no deberían usarse con ese fin.
Los reveladores por excelencia para el revelado forzado son el Ilford Microphen, Ilfotec HC y HC-D; con limitaciones el ID 11. De Kodak el T-Max, Xtol y HC-110, en tanto también con limitaciones el D76 y el Microdol. Agfa tiene en el Rodinal S, revelador muy adecuado para el forzado.
Cada uno de esos reveladores tiene sus particularidades. Por ejemplo, el Microphen se distingue por proporcionar un excelente nivel de incremento de la sensibilidad con un grano muy fino, a costa de tiempos más largos, siendo el contraste manejable con el grado de dilución. El T-Max también proporciona un grano fino aún en forzados extremos, con buena definición, y el Xtol manifiesta una notable versatilidad para todo tipo de película, superando incluso al clásico D76/ID11. El Ilfotec, el HC-110 y el Rodinal S son más enérgicos, ofreciendo tiempos de revelado relativamente cortos pero un grano algo más notable a medida que el forzado es mayor.
Recientemente, Ilford ha presentado el Ilfotec DD-X, un revelador de grano fino para máximo aprovechamiento de la sensibilidad que proporciona una escala completa de tonos, concebido para las películas de la serie Delta y perfectamente indicado para el revelado forzado.
Por último, destaquemos que en todos los casos el punto de partida debe ser con soluciones frescas que hayan sido preparadas dentro de los límites de conservación indicados por el fabricante. Por otra parte, en circunstancias que se abrigan dudas sobre la exposición, será mejor revelar primero una tira de ensayo que se obtiene cortando un pedazo de la película (lo único que se pierde son dos fotogramas, pero es preferible eso a perder todo el rollo por mal revelado).

Contraste del negativo

¿Que es mejor: forzar a ISO 3200/36° una película de 400/27° o directamente usar una película de 3200? Lo cierto es que son dos cosas diferentes que en lo único que coinciden es en el valor de exposición que, ante idéntica situación de iluminación, será el mismo.

En la mayoría de los asuntos fotográficos que tienen un contraste normal, lo indicado es el empleo de una película cuya sensibilidad esté de acuerdo a las condiciones de intensidad de la iluminación, de tal manera de lograr un negativo con una escala completa de tonos, máxima nitidez y grano reducido.

Cuando el contraste de la escena es bajo o muy bajo (por ejemplo, cielo cubierto de nubes, penumbra del atardecer, interiores con iluminación uniforme, etc.), sería mejor forzar la película en uno o dos puntos. En cambio, en situaciones de alto contraste, como por ejemplo escenarios de teatros, escenas nocturnas con luces intensas y bajas luces extremas, lo más adecuado es una película de muy alta sensibilidad o realizar el revelado forzado con un revelador más suave, del tipo del Microdol, por ejemplo, que para ese tipo de circunstancias conserva una muy extendida gama de medios tonos. Reveladores como el HC-110 o el Ilfotec HC, en cambio, tienden a incrementar el contraste en el revelado forzado, si bien la acutancia es elevada.

Una posibilidad, siempre que se requiere hacer un forzado y conservar dentro de límites aceptables el contraste, es diluir el revelador y extender el tiempo del proceso. El ID 11 diluido 1+1 permite forzados de +1 (por ejemplo, de ISO 400/27° a 800/30°), manteniendo más bajo el contraste y con una buena ganancia de acutancia. El Ilford Microphen diluido 1+1, por su parte, posibilita exponer en ISO 1600/33° a la Delta 400.

Para quienes son pacientes, películas de ISO 400/27° pueden ser expuestas a ISO 1600/33° y luego reveladas en ID 11 diluido 1+4 durante 50 minutos, a 20° C y con agitación cada 2 minutos. La acutancia es excepcional, el contraste bajo y el grano muy pequeño, aunque existe riesgo de que se produzca velo dicroico.

Para todos los casos, el tiempo de revelado debe proporcionar una densidad suficiente para el positivado de los negativos sin necesidad de tener que intensificarlos, medida ésta por cierto extrema cuando la imagen es demasiado tenue. También debe evitarse el bloqueo de las altas luces (densidad extrema), algo que se sucede si el contraste de la escena es alto y se utiliza un revelador muy enérgico o concentrado. Reveladores como el HC-110 en dilución A (1+15) o el Ilfotec HC en dilución 1+15 presentan esa tendencia.

Los ejemplos

En la foto 1 "Cantor de tangos en Los Angelitos, La Boca, 2000", se conjugan dos factores: por un lado el ambiente está iluminado con poca intensidad, con apenas tres tubos fluorescentes -uno de ellos sobre el ángulo superior izquierdo del cuadro- y, en compensación, el contraste es también bajo. Para lograr un tiempo límite de exposición de 1/15 en la máxima abertura de diafragma del objetivo Leitz Super Angulon de 21 mm, que es f:4, fue necesario llevar la película Ilford HP5 Plus a ISO 3.200, en revelador Microphen puro. La situación más indeseable, cuando hay que forzar a esos extremos, es la existencia de un elevado contraste en la iluminación.

En la foto 2 "Tren de Barcelona a Vitoria-Gasteiz, España, 2000", la iluminación era aceptable a pesar del día nublado pero, en razón de las vibraciones propias del vagón, se optó por llevar la película HP5 Plus a ISO 800, de tal manera que en f:4 con el objetivo Leitz Summicron de 35 mm fuera posible obturar en 1/125.

En la foto 3 "Subterráneo a Palermo, 2000" se utilizó una Konica Hexar con objetivo de 35 mm f:2 y película HP5 Plus, ajustándose a ISO 800. El contraste y la nitidez se ha mantenido dentro de parámetros que se pueden considerar normales.


Subterráneo a Palermo, 2000


 

 

 
Categoría

 

Resgistraste en nuestro boletin mensual 
Colaborá con www.multimagen.com 


 

 

 


-->

 

 

www.multimagen.com
Matheu 1616 Buenos Aires Argentina | Tel: +5411 4943-7717 | info@multimagen.com
Esta página tardó en ejecutarse: 0.02441 seconds.